MENU

Historia del Centro

14 julio, 2014 • Documentos estáticos

“HABLA LA HISTORIA”

Doña Josefa Ahuir Miquel prepara una semilla que dio sus frutos gracias a los primeros Hermanos Maristas llegados a Algemesí para comenzar su labor educadora el 9 de diciembre de 1917 en los locales del carrer Nou del Convent nº. 44. Los Hermanos Juan María, Filiberto y Leocadio Luis formaron la comunidad marista de los primeros años, años que aún recuerdan algunos hijos de Algemesí.

Se suceden nuevos directores y nuevas comunidades en aquellas escuelas costeadas por el patrimonio de doña Josefa, cuya construcción se remonta al 1 de marzo de 1918, y que aún son testigo elocuente de pobreza y abnegación diarias de los Hermanos y de las educadoras modelo de los niños de hoy, en la calle Padre Bleda. Los nombres de los Hermanos Ramiro, Sebastián, Miguel Enrique (Nicolás), Silverio, Gil Armengol, Eugenio, Heliodoro, Miguel Mandacen, Leonardo, recogen la serie de directores que, con más del centenar de Hermanos, han laborado en los sesenta largos años maristas entre los hijos de Algemesí.

Prolijo sería detallar todo cuanto esta época ha supuesto para las comunidades, para la juventud, para las familias, para la parroquia de San Jaime y para toda la vida de Algemesí y su comarca. AI menos permítaseme destacar, entre las personas mas vinculadas al desarrollo de la obra marista, a doña María de la Plaza y a los reverendos Vicente Igual y Juan Belda, como merecedores del Diploma de Afiliación al Instituto Marista, y para quienes va un recuerdo afectuoso y agradecido. Igualmente destaco, sin nombrarlas una a una, a las familias que entregaron alguno de sus hijos al servicio del Señor y de María en la vocación de Hermano Marista; entiendo que es el fruto mas valioso y eficaz de este Colegio, sin infravalorar otros como la Asociación de Antiguos Alumnos que, desde sus comienzos hasta ahora mismo, prolonga la acción cristiana y cívica en sus socios y en sus variadas actividades, singularmente la de la Cofradía del “ECCE-HOMO”, iniciada en la “xocolata” de 1948, tan digna de recuerdo en estos días, y de los grupos cuyo objetivo sigue siendo mantener tradiciones populares en honor de María en sus festividades principales.

Al compás de los tiempos, la educación y la enseñanza fueron teniendo en el Colegio Marista “Nuestra Señora de la Salud” un reflejo exacto de la historia española. De una escasa población estudiantil de cursos elementales de Primera Enseñanza hasta 1936 y, tras la prueba de fuego y persecución del periodo de 1936-39, prosiguen algo más nutridas, en la calle Padre Bleda, exclusivamente; hasta que en octubre de 1960 se aprovechan para los dos primeros cursos de Bachillerato Elemental los locales del Patronato Parroquial de Acción Católica. De entonces acá se van utilizando tales locales, gentilmente cedidos para cursos de Bachillerato Elemental y Superior (libres), Formación Profesional Administrativa y EGB.

En el cuadro siguiente puede apreciarse el proceso del alumnado marista en nuestra ciudad:

Año Alumnos   Año Alumnos
1917 100   1950 230
1920 170   1960 300
1930 200   1970 856
1940 218   1978 1.092

que indica claramente un notorio desarrollo en la década de los años 60 a 70 y un normal crecimiento en estos últimos años.

“HOY Y MAÑANA”

En el momento actual -1979- es intensa la labor que desarrollan todos los elementos que forman esta familia marista de Algemesí, precisamente en un momento crucial de la historia española y de nuestra sociedad. No creo necesario, ni posible, entrar en el análisis pormenorizado de dicha labor, pero sí he de subrayar que, a partir de ella, está ya planteado un futuro que esperamos vaya haciéndose historia durante las próximas décadas en ese marco que será el nuevo Colegio Marista.

La Congregación Marista ha querido-y ha podido por fin- corresponder al entusiasmo de los hijos de Algemesí y singularmente de sus antiguos alumnos, con este Colegio, pensado para nuestros días en lo pedagógico, en lo educativo y relacional, etc., pero que sobre todo desearíamos sirviese para mantener ese espíritu que alentó siempre entre Hermanos y algemesinenses. Si hasta ahora se han dado frutos cristianos y cívicos bajo el signo marista de la sencillez, incluso en lo material, en el futuro son de augurar logros más amplios, en idéntico clima de colaboración y de familia marista.

Que Nuestra Señora de la Salud y el HOMBRE-DIOS, cuyos amores anidan en todos los maristas de Algemesí, os iluminen en la nueva etapa que se abre para esta amada y admirada obra marista, que, con el esfuerzo de cada día, construís aquí para bien de los jóvenes y de la Iglesia.

Hasta aquí la pincelada histórica del cronista, que firma su colaboración como H.F.B. Letras tras las que no es difícil adivinar que se trata del Hermano Francisco Báscones, provincial entonces de Levante Marista. Ya han pasado desde entonces 25 años y multitud de acontecimientos siguen recogidos en las páginas de la revista “MARISTAS” cuyo último número de abril de 2003 lleva como referencia: Época II, año 48, nº 51. Alguien se encargará de resumir esta nueva etapa de forma tan concisa y completa como en su día lo hiciera H.F.B.

El entonces “nuevo Colegio” ya ha alcanzado su mayoría de edad y durante este curso cumplirá sus primeros 25 años. Superada la riada del 20 de octubre de 1982, en sus aulas siguen formándose nuevas generaciones de algemesinenses, muchos de ellos hijos y hasta nietos de antiguos alumnos. Con nuevos métodos, nuevas leyes educativas, nuevos profesores, pero con el mismo espíritu que recibimos del que ya es San Marcelino Champagnat y bajo la protección maternal de la misma “Nuestra Señora de la Salud”, que da nombre al Colegio.

Durante el curso actual 2007-2008, los alumnos, niños y niñas, superan el millar, desde Infantil de 3 años hasta los mayores de 4º de E.S.O. que cumplen, por lo menos, los 16. El número de profesores y profesoras también ha crecido hasta 65 este año. El futuro, cuya crónica estamos empezando a escribir, añadirá nuevos datos, nuevos nombres y nuevas fechas, que en su día serán también historia: la historia de “LOS MARISTAS EN ALGEMESÍ”.

El Cronista.

.

« »